Cent-Jours o ¿campaña de Waterloo?

Hoy 1 de abril de 2012 transcurre entre vaivenes sociales para unos, culturales para otros y morales para otros tanto. Amigas que comienzan a leer una obra que admiro, como es Luces de Bohemia; Otros que aún analizan consecuentemente la huelga general del pasado jueves 29 de Septiembre; Y finalmente aquellos católicos que celebran el comienzo de su semana santa; Se cumplen 100 días de gobierno de Mariano Rajoy.

La gobernabilidad de España se ha ido configurando desde la política exterior con un ministro de Economía que sólo vemos dialogando en inglés con cámaras frente a él, o riéndose de una huelga general junto a un contraplano del apoyo de algún Consejo Europeo como Ecofin. Realmente podemos observar que lo que llamamos democracia no se está haciendo desde dentro, es decir, desde una presidencia y ministerio del interior, sino desde una ciudad epicentro europea, como es Bruselas.

El anclado que ha hecho el partido popular alejando al presidente Rajoy en las profundidades del océano, ha hecho que el ministro de economía De Guindos, se convierta en el adalid español ante la negativa negociación europea. Incluso hoy, aparece publicado en publico.es  unos cables que descubrió Wikileaks a través de los cuales, los analistas de la agencia privada de espionaje Stratfor predijeron que Mariano Rajoy, tras ganar la mayoría absoluta, utilizaría a un tecnócrata (que, vaticinaron, iba a ser Luis de Guindos, un ex Lehman Brother) para hacer de “cabeza de turco” y emprender unos recortes presupuestarios brutales que generarían el rechazo de la sociedad española, según muestran los e-mails internos de esa compañía.

Mientras España mira a Europa y somos vigilados por éstos, no pasan inadvertidos los días dentro de este país, donde han visto decrecer su poder, pues el imperativo intencional de obtener la mayoría absoluta se ha convertido en la única instrumentalización para conseguir el poder. Sin embargo, se observa que este partido gobernante, sólo sabe utilizar la herramienta discursiva a través de Decretos Ley y mayorías absolutas. Estamos acercándonos un caso improcedente en esta democracia que es lo que Enmanuelle Kant denunciaba, un “imperium paternale”, constituyendo el mayor despotismo inimaginable.

La sociedad ha quedado al margen de lo puramente democrático en relación a lo social, pues la herida social que existe por la opacidad de sus planes se evidencia diariamente, con un discurso que legitiman un ardor mesiánico aún contradiciendo argumentos no caducos, y desclasando semánticamente términos como  “reforma” o “amnistía”. Sabemos que el discurso institucional engulle y manipula terminológicamente otros discursos sociales.

Mientras la sociedad aferrada a una ignonimia que muchos consiguen realzar esta semana ajenos quizá por momentos a esta crisis que todo inunda, leo con cierto asombro como siempre hago, lo escrito hace años atrás por Enrik del Buffalo:

García Lorca nos habla de tres espíritus que mueven la cultura Europea, la musa greco-latina, el ángel franco-germano y el duende andaluz. Pero es Valle-Inclán quien nos devela la esencia de lo esperpéntico español: la superioridad del impotente, el miedo al espantajo, el inconmensurable poder de la tristeza; uno de los lamentables arquetipos de lo peninsular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s