La Decadencia política de un alcalde

“No estoy para perder tiempo en debates externos ni tampoco internos”, dijo esta semana que acaba de terminar el alcalde Juan Ignacio Zoido en una entrevista radiofónica durante la jornada de puertas abiertas en Fibes.

El alcalde sintiendo el respaldo dentro su partido por la todopoderosa Dolores de Cospedal que ha tomado la batuta tras dejar a un lado a Soraya Sáenz de Santamaría, no puede continuar la estela del anterior dirigente del Partido Popular Andaluz.

¿Qué pasaría si se convocasen unas elecciones andaluzas de nuevo sin que el PP tenga un candidato claro y convicente?  La dogmática regla de personificar el poder político en una sola figura, pidiendo la mayoría absoluta, como los Nobiles Patritii en el Senado Romano, no es posible en estos momentos donde Zoido, como rutilante patricio y legionario, no da la talla en el Parlamento Andaluz.

Tras el trabajo de dura y perservante campaña como candidato a alcadía durante largos años, pretendía disfrutar de su mayoría absoluta en la alcaldía de Sevilla, pero poco el descanso dominical tras el varapalo en las anteriores elecciones andaluzas de su colega Arenas.

La innegable campaña de marketing político es digna de elogio, con elaboradas y apresuradas contestaciones en redes sociales, así como en correo electrónico, inclusión de numerosas fotografías, muy a pesar de sus erróneas acciones políticas, sus viajes abonados supuestamente por otras instituciones. Sin duda alguna la imagen del producto Zoido resultó estar vacío por dentro, cuando en la hora de la verdad se desvanece como cerilla encendida.

Esa capacidad que muchos le dieron de pelea y de conseguir lo que quería parece ahora no tener vocación ni ambición. El traje de la candidatura a la Presidencia de la Junta de Andalucía, le queda demasiado grande pues el localismo popular al que se ha sometido le está traicionando de forma vehemente distrito a distrito. Sevilla, parece una ciudad fácil de gobernar y más con una holgada mayoría absoluta, como la que parece disfrutar los compañeros de gobierno local que bajo un lema de “eficacia, transparencia y austeridad” no están cumpliendo absolutamente su oficio, a base de falta de oratoria, de conocimiento de juego político, desdibujando un gobierno que creado bajo un líder, no se articula correctamente.

Las estrategias de comunicación de crisis no están funcionando correctamente en el equipo de Zoido, su perfil político está bajando cualitativamente. Quizá la impracticable exigencia de no sólo centrarse en la alcadía de Sevilla, sino de servir de adalid de la apagada oposición parlamentaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s