Ante la crisis periodística ¿alguna solución? Las hay.

Que estamos inmersos en una crisis en la que nadie planifica solución alguna, es un asunto preocupante del que pocos mantienen una actitud sosegada y admiten que este sistema falla y que existen otras solución. El pensamiento negativo se ha apoderado de muchos, y cada vez nos cuesta comprender el futuro con nitidez.

La industria de los medios, sus estructuras y sus mecanismos que normalmente han apostado por un periodismo digno y crítico, se han convertido en una vaga maquinaria que merman la calidad informativa y periodísticas y aumentan la exclusión de profesionales a un vacío desasosegante.

El talento, la imaginación, la valentía han sido suplidos por el capital y el poder, dimensión que se debe renunciar, realzando estos valores de nuevo. Sin duda el oligopolio en el que han vivido los periodistas y medios frente a todo contexto durante décadas ha sido evidente pero el poder de la tecnología parecer haber democratizado el derecho a la información y a la pluralidad, recogido en el artículo 20 de la Constitución Española. Igualmente el paradigma comunicativo 2.0 no sólo está poniendo en cuestión la industria periodística sino también la forma e ejercer periodismo, aunque no podemos responsabilizar al cambio digital de la crisis en la que está sumido el periodismo.

La necesidad de salvaguardar el derecho de los ciudadanos a una información veraz, como bien afirma dicho artículo, no puede ser garantizada por cualquier individuo y aquí es donde opera el periodismo y sus profesionales, donde el contraste, las fuentes y la investigación deber estar respaldado por un medio real.

La digitalización ha roto la calidad informativa y periodísticas y aumenta la exclusión de profesionales a un vacío desasosegante.

Sin embargo esta crisis, junto al demencial despliegue mediático de la extrema derecha y la nefasta gestión empresarial tan falto de ética, hace que debamos aceptar nuevas estructuras y reinventar el oficio pues ya están planteadas numerosas incertidumbres.

La digitalización ha fracturado los cimientos esenciales en los que se sustentaba tradicionalmente la industria de los medios. Y es por ello que el periodista no debe recluirse en el papel y en la vieja industria sino asentarse en esta nueva dimensión que le ofrece su apertura  y más aún: Necesitan hacer relevante la información, inteligible y amena para luego ser interpretada por la ciudadanía.

Por tanto, el principal objeto del periodista, es dinamizar su dominio en tecnologías para obtener resultados de su talento y su capacidad para producir y difundir información veraz, novedosa e interesante que su oficio imprime.

Con ello, el desarrollo del Branding personal o marca personal y en su línea, el posicionamiento online de periodista, pues el privilegio de pertenecer a un grupo de redacción si se pierde, es una forma de mantener el privilegio con el nombre y crear audiencia en su entorno laboral.

Hay caminos abiertos, aún por explorar y son los periodistas los que deben salvar los valores del periodismo digital o perder toda la credibilidad en esta dimensión tan desfavorable para el periodismo tradicional.

Un libro que alcanza un nivel medio de conocimiento de redes sociales y lenguaje CSS y HTML, esencial para estas nuevas herramientas periodísticas, es INTERNET PARA PERIODISTAS, KIT DE DE SUPERVIVENCIA PARA LA ERA PERIODÍSTICA, de SILVIA COBO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s