Vacías palabras y nueva situación electoral

La comparencia de Rajoy fue absolutamente inaceptable, otro ataque frontal a un periodismo digno y a la libertad de información. Todos le reclamaban medidas reales, pero las mentiras, el dejar pasar y su diario de gobierno a través de decretos-leyes, han incidido directamente a una democracia ya de por si denostada

La deontología profesional del Partido Popular ha caído en la ignonimia. Ni siquiera deciden cómo solucionar sino dejar a un lado problema tras problema, no se esperaba nada y todos los mass media lo sabía y lo daba por lógico y razonable.

Rajoy se ha desvinculado absolutamente de las cuentas de Bárcenas, no lo menta ni tampoco otros términos clarificadores del asunto. A continuación negó también los sobres, “infamias disfrazadas de presuntas”. Hace caso omiso de las continuas denuncias sociales, fariseismo descarado, así denomina a aquellos que lo denuncian. Como presidente del Gobierno, no sabe quién filtra, quién da los datos, y repite varias veces: Es falso, repitiéndolo más de 4 veces. A continuación continuó con la personalización, obligado a decir “yo sé ganarme la vida”, ¿pudor al decir esto? Ante el acoso, el gran Rajoy les dirá que se equivoca.

Terminó su monólogo sin aplausos rechazados, tildando como falsas todas las acusaciones. Afirmando continuamente la palabra transparencia, lamentando sinceramente el comportamiento del jefe de la oposición. Se siente orgulloso de lo que hace, intenta aunar a la sociedad y a los políticos por enésima vez. “Antes de daros la palabra” Se atreve a decir cuando no hay preguntas. A continuación sólo aplauden el Comité Ejecutivo Nacional y desaparece de plano, baja el tono de la luz y sonríen.

Ante todo ello. En la sala de prensa se vivía como podemos ver en la imagen. Así funcionan las grandes dictaduras, el líder nunca se personaliza en los actos con la vil sociedad. El neototalitarismo despótico que oculta esta democracia es ya incontenible.

comparencencia de Rajoy

Un día después Equo, Izquierda Unida, PSOE piden la dimisión de Rajoy. Éstos dos últimos partidos declinan hablar de moción de censura.

Un día después,  los dos grandes partidos suman menos votos que nunca y la gobernabilidad del país está abocada a un inédito pacto PP-PSOE o a otros acuerdos nunca vistos en los que habría tantos actores implicados que la palabra tripartito se quedaría corta. Esta situación crítica suscita una democracia temida por el macro-orden institucional. El miedo se instaura y ¿cuántos acuerdos se observan aquí?

Arco parlamentario Previsión Invierno 2013

“En todas las instituciones donde el frío viendo de la crítica abierta es excluida, una inocente corrupción comienza a crecer como una seta, por ejemplo en gobiernos y en sociedades educadas.”

Fiedrich Wilhem Nietzsche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s