Nuevos escenarios de #compol

Trasladar al mundo digital el modelo de partido político en el mundo real es sinónimo de fracaso. Desgraciadamente, a día de hoy, muchos creen que, en este mundo hiperconectado y complejo, aún planteando actualizadas exigencias comunicativas, deben articularse de forma tradicional como si el tejido de interelaciones se basasen en trayectos de largas distancias y el contenido fuese impreso. En comunicación política la Comunicación online es un pilar central que no suplanta la comunicación offline, pero si la complementa de forma radical.

La adopción de las plataformas sociales, nuevos modelos y parámetros comunicativos son retomados según disciplina y periodo temporal, como bien indica Moragas (Moragas 1985: 9), “ se han visto siempre condicionados por la realidad comunicativa y social del contexto en el que se desarrollaban”, debemos retomar la comunicación desde un ámbito más actual, caracterizado por las nuevas tecnologías y los nuevos flujos comunicativos en la actualidad. En estos momentos otorgamos una visión especial a las NTIC que están democratizando los flujos comunicativos, debido a su bajo coste en comparación con cualquier otro medio, aunque podemos concretar que en su semántica no altera la esencia el fenómeno comunicativo, la relación emisor-receptor, o las estructuras semióticas profundas del mensaje. Incluso se conserva la estructura dicotómica y antitética. Sin embargo, la retroalimentación se ha llevado a límites simultáneos con una veloz respuesta del receptor, con una ambivalencia que rehace el modelo convirtiendo al receptor en emisor a través de sistema mediatizado informaticamente peer to peer, a través del cual todos nos convertimos en emisores.

La capacidad de ofrecer libertad, interactividad, viralidad e inmediatez en contenidos siguen siendo base del éxito en la adopción de esta capacidad comunicativa por parte de las organizaciones.

Sin embargo ¿qué busca el usuario en estas relaciones online respecto a una organización política? Realmente el usuario es individual y ciertamente egoísta al solicitar y exigir cambios en la política y más desde la suma facilidad que otorga el click de un trackpad o mouse.

La organización debe ofrecer algo valioso a cambio de un click, una visita o una opinión. La experiencia en redes sociales muestra las motivaciones de los usuarios en una página o grupo de facebook, linkeding, o en las interacciones de twitter, y nos dicen que busca sacar provecho de su visita.

Por ello para crear un ambiente de atracción para el usuario es necesario para favorecer la reputación de la organización y su base estaría articulado mediante ciertos valores:

Libertad: Cualquier usuario puede expresar lo que desee, cuando y cómo quiera. Se debe opinar con total libertad, ya sea positiva o negativamente sobre la organización. Actualmente cualquier navegante es un creador de información relevante.

Interactividad: El enfoque colaborativo a modo de diálogo es fundamental. La participación real es necesaria ante el plano representativo de la actual política.

Viralidad: El carácter viral de los medios sociales es un gran activador y hace que el usuario sea el protagonista de sus propios contenidos. Es su decisión el compartir el mensaje de la organización cuando y cómo quiera.

Velocidad: Desde hace ya un tiempo, las noticias se conocen previamente en la red de microblogging Twitter que en los propios medios convenciones pues las fuentes se convierte en fuentes originales. Sin embargo ya no hay fuente de legitimidad ¿cuál es la fuente? ¿y el mensaje? La autoridad es la fuente de legitimidad. La fuente de autoridad se trasvasa. Y por ello la velocidad es indispensable para que se gane visibilidad.

A todos estos valores, hay que añadir que el volumen de información es tan ingente como variable. Somos multitareas, picoteamos, y esto:

1. Nos deshumaniza, evitando la transmisión cultural
2. Nos uniformiza *

*Incidiendo directamente en nuestra electricidad y química.

Según Nicholas Carr (Carr 2011:34) soportamos más de 1000 impactos publicitarios al día y las redes sociales “hacen, que de manera creciente, el marketing y la publicidad se hayan incrustado en nuestra vida social, e incorporado a nuestra vida íntima. Y eso al margen de que haya también componentes de marketing en el constante envío de mensajes. Lo curioso es que lo estemos haciendo de forma voluntaria. Hemos dejado de resistirnos, nos estamos abriendo constantemente.”

Por ello, los mensajes organizacionales deben ser:

– ESCUETOS
– ESPECIFICOS
– QUE OFREZCAN UN BENEFICIO. (PROPUESTAS)

_______________________________________________________

CARR, Nicholas: “Superficiales”. Editorial Taurus, 2011, Madrid.
MORAGAS SPA, Miguel de (1985): Teorías de la Comunicación. Investigaciones sobre medios en América y Europa. Editorial Gustavo Gili. Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s