Happy meal en la escuela pública andaluza

La inseguridad alimentaria ha llegado hoy a la escuela pública y se convierte en otro problema educativo. La medida del gobierno andaluz de las tres comidas diarias aplicadas de lunes a viernes, lejos de ser una solución al 100% viable, plausible, puede solventar el problema in crecendo del hambre en Andalucía, pero no otros como la obesidad en la edad infantil o la entrada de la empresa privada en la escuela pública.

Según la Plataforma de Usuarios Granadinos del Servicio de Comedor Escolar (UGSCE) en Andalucía existen 300.000 estudiantes que se han convertido en “consumidores cautivos de empresas privadas” en condiciones aún desconocidas por gran parte de madres y padres; aspectos importantes como refrigeradores sin mantenimiento en colegios públicos, bandejas reutilizables con alimentos que se congelan tal cual, precarios sueldos de los trabajadores, etc. Esta situación ha motivado que a numerosas asociaciones de madres y padres le hayan cerrado las puertas debido al estado de los alimentos conservados, tras un desmantelamiento progresivo del servicio de comedores gestionado directamente en las cocinas en aquellos colegios que la tenían.

La Administración pública ha instaurado un modelo denominado línea fría a través del catering, en la que las beneficiadas son frecuentemente grandes empresas y multinacionales, que priman el beneficio económico sobre cualquier otra consideración y donde la comida es elaborada a cientos de kilómetros, ya que la ley permite que cada empresa tenga una sola cocina industrial para dar servicio a todos los centros que tenga contratados.

Ante tal situación, la reordenación de este tipo de servicios de catering es necesaria y las iniciativas que propone la plataforma es potenciar la economía del entorno local del centro escolar con sueldo dignos, favorecer criterios de sostenibilidad ambiental (pues la línea fría tiene un coste en envasado y transporte), mejorar la calidad del servicio volviendo a una cocina más tradicional, implicar más al colegio en el comedor escolar a través de los consejos escolares, aprovechar estos factores para favorecer el desarrollo de las economías locales en detrimento de la globalización de este sistema.

Este nuevo modelo de comedores generan una mayor cohesión social, posibilitando la creación de cooperativas y solventando la exclusión social, no obstante, según la Plataforma UGSCE, la Junta de Andalucía está impidiendo los convenios con asociaciones y cooperativas mediante los pliegos de condiciones técnicas y administrativas, esquilmando un conocimiento y un impulso de la tradición del modelo alimentario mediterráneo, aunque así lo dispone en el decreto 192/1997, de 29 de julio, por el que se regula el servicio de comedor en los Centros Públicos dependientes de la Consejería. (ver)

Si las madres y padres se organizasen disponiendo del comedor y la comida podrían gestionar el catering escolar, teniendo un margen de beneficio para obtener un sueldo digno. Incluso este nuevo modelo va en contra de la obesidad, sumando sinergias entre vecinos del barrio, organizando cursos extra-escolares de cocina, mercados de proximidad. Incluso la plataforma UGSCE, esboza este nuevo modelo más social en la escuela pública, mediante la oferta de productos ecológicos como otra ventaja importante y es que no debemos desdeñar la importancia  de los ingredientes: dioxinas en los pollos, transgénicos y antibióticos;  las formas y condiciones de producción y de trabajo en el campo y en las industrias de transformación: intensificación de cultivos y ganado, alteración de los procesos naturales, competitividad y abaratamiento de costes a ultranza, mano de obra precarizada en las industrias de transformación y empleada en condiciones de esclavitud en los invernaderos; las formas de distribución y consumo: concentración y monopolio de empresas transnacionales que controlan los procesos de producción-distribución-consumo, predominio de grandes superficies que ofrecen gran variedad de alimentos importados abajo coste y que emplea a jóvenes mediante contratos basura. Esta sería la dimensión cualitativa de la falta de seguridad alimentaria que afecta a la salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s