Entrevista al candidato a las primarias de EQUO: Ramón Fernández

Ramón Fernández Barba, 37 años,  gaditano viviendo en Córdoba y arqueólogo de profesión. “ Si vine a vivir a Córdoba fue por la posibilidad de trabajar en Madinat al-Zahra, el mayor yacimiento islámico de Europa, donde he pasado 10 fructíferos y apasionantes años como técnico e investigador.Tras varios años de recortes, muchos compañeros y yo, como ha pasado en tantos sitios, ya no pudimos seguir contratados” No está resignado a ocultarse en la frustración que acaece tras el desempleo. Si no que Ramón da el salto a la candidatura del Partido EQUO para las elecciones europeas del próximo Mayo de 2014

Un ciudadano que adquiere la posición de incluirse en un partido incipiente y en dos años se presenta como candidato a unas primarias sin precedentes en el Estado Español. ¿A qué es debido?

Mi decisión de presentarme a las primarias viene de una reflexión que incluye varios aspectos: En primer lugar, mi clara identidad europea, que nació, fundamentalmente, cuando estuve estudiando un año en Francia como Erasmus hace ya muchos años. La convivencia con gente tan dispar me hizo ampliar mi mundo y ahora nada de lo que pasa en otros países europeos me es ajeno. En segundo lugar, una preocupación creciente por el desencanto hacía una Europa unida que están generando la crisis y las crueles y estúpidas políticas de austeridad para combatirlas. Me preocupa especialmente que el rechazo venga de ambos extremos, de una ultraderecha racista e insolidaria, pero igualmente de una izquierda que agita, en parte, el espejismo de que una vuelta a los marcos estatales como hace 50 o 60 años supondría una mejora de la calidad de vida de los españoles (o griegos, chipriotas o italianos). Creo que necesitamos más y mejor Europa, como necesitamos más y mejor política en España y Andalucía. Mi apuesta por EQUO viene de la mano de un desencanto con el resto de opciones políticas por su falta de democracia interna así la conciencia de que necesitamos partir de los límites del planeta para construir una sociedad más justa y no al revés, como hace la izquierda tradicional. EQUO me ha devuelto mucha de mi perdida fe en la política.

Sabemos que los números económicos de Andalucía son funestos, la calidad democrática va tras la estela del resto de España  y estamos siendo criticados, de forma estatal, incluso por diarios británicos y alemanes. ¿Qué puede ofrecer un candidato andaluz a unas elecciones europeas?

Al igual que es fundamental que dentro del PVE haya una importante representación de los países mediterráneos, por sus características diferencias y sus problemas específicos, la presencia de andaluces  aporta el matiz de hacer mayor hincapié en las cuestiones sociales y laborales. Esto se debe a que Andalucía, como dices, tiene una tasa de paro especialmente dramática dentro de España y hace más imprescindible si cabe poner el empleo que una economía “verde” puede crear en el centro del debate. Igualmente, nuestra posición como frontera exterior de la UE, y al tiempo tierra de emigración, hace que podamos y debamos aportar una sensibilidad especial hacía la dignidad de las personas migrantes, europeos o no, que intentan buscar una vida mejor, muchas veces arriesgando su vida.

¿Cual debería ser el paso para que las políticas del PVE aprobados por el Parlamento Europeo puedan ser vinculantes? Esto perjudica a la aplicación de una verdadera Agenda 21.

Desde mi punto de vista, la Unión Europea debe avanzar hacia un modelo federal menos dependiente de los gobiernos y más de la ciudadanía común, lo que se debe concretar en más poderes para el Parlamento Europeo y la Comisión, que debe ser elegida, como un verdadero gobierno federal, por el PE, y no por los gobiernos nacionales, cuyo control debe ejercerse desde una instancia diferente, al modo de un Eurosenado (Funcional, no como el español). Dentro de la UE, el papel del PVE para la aplicación real de la Agenda 21 es fundamental como grupo de presión constante, desde el PE hasta los Ayuntamientos donde haya representación política de sus miembros. En cualquier caso, las políticas medioambientales no pueden descansar únicamente en el PVE, sino que es imprescindible hacer ver al resto de grupos y al conjunto de la sociedad que es una cuestión transversal y reclama atención urgente.

¿Qué aporta EQUO en el Parlamento cuando sus principios de solidaridad, democracia abierta y sostenible están incluidos en los planes europeos de desarrollo local bajo ejes indicadores estratégicos, transversales, participativos, operativos y sostenibles?

Sabemos que muchas de las declaraciones que provienen de la UE, como del resto de instancias políticas, se limitan a la retórica a la hora de ser aplicadas a nivel estatal o local, ya que es imprescindible que tras esos principios, que tienen su valor como objetivos, haya peso político y social que los respalde y que presione para su aplicación real. Por poner un ejemplo entre otros, un partido como el PP, investigado por diversas causas de corrupción y financiación ilegal, emplea como cortina de humo términos como transparencia, honradez, etc. Aprueba una ley represiva para “garantizar” los derechos cívicos y políticos…. Es necesario desnudar las mentiras que esconde en ocasiones el lenguaje de los políticos profesionales. Desde EQUO, además, se aporta algo muy importante, que es una praxis interna más acorde con esos principios de democracia abierta, radical y sostenible que la mayoría, si no todos, de los partidos tradicionales, con lo que se convierte en ejemplo de la posibilidad de una práctica política alternativa y de un empoderamiento activo de la ciudanía.

Hablas continuamente de horizontalidad pero hemos visto en la historia política que dicha horizontalidad va en detrimento de la actuación ante los verdaderos problemas coyunturales y estructurales que acechan a nuestro país. En nuestro país no hay tiempo de reinventar y reconstruir, hay personas que mueren diariamente. ¿Qué nos puede decir ante esto?

Por el contrario, creo que ese tiempo de reinventar y reconstruir es fundamental que lo encontremos. A mi entender, la horizontalidad que propugnamos desde EQUO no debe ser un obstáculo para poner en marcha alternativas políticas ya que, al fin y al cabo, los grandes problemas estructurales que mencionas han venido de la mano de un sistema político caracterizado por la verticalidad, los dedazos del PP o las primarias con una sola candidatura del PSOE, entre otras perlas de democracia interna a la búlgara. Estos partidos han acabado siendo rehenes mudos de un liderazgo del que dependían todas las decisiones, con lo que al final, los políticos tradicionales trabajan para las cúpulas y sus intereses políticos y económicos y no para la ciudadanía. Evidentemente, la reinvención del sistema político de la que EQUO quiere formar parte no supone abandonar a la población a sus problemas, al contrario, quiere avanzar en paralelo en la construcción de una sociedad más justa en lo económico y en lo político. De otra forma, incluso las mejores intenciones que pueda haber entre los miembros de los partidos políticos tradicionales acaban secuestradas por los intereses de donantes económicos y de las cúpulas dirigentes.

Me parece importante resaltar que, aunque algunas de nuestras propuestas puedan parecer arriesgadas o utópicas, muchas de ellas se han planteado y, en parte, realizado en otros países o regiones. Igualmente, debemos darnos cuenta que esta crisis no es sólo un bache temporal en un camino de progreso ilimitado, sino que marca las evidentes limitaciones y elevados costes de un modelo político y económico caduco. Debemos implantar algo nuevo, no vamos a volver a 2007 y “seguir” por donde lo dejamos. En EQUO tenemos una propuesta concreta para ese nuevo modelo, otras propuestas innovadoras serían bienvenidas, pero en general, lo que se ve es una llamada al retorno, a volver a la peseta, a volver al ladrillo, a volver al proteccionismo…. No veo ambición por avanzar en la política y economías del siglo XXI.

Al menos en Andalucía EQUO aplaude muchas iniciativas aprobadas por IU Andalucía ¿Ve a EQUO en una hipotético frente o bloque en coalición con IU? ¿Por qué?

En primer lugar, me parece un poco injusto el tener que estar siempre explicando nuestra relación, o falta de ella, con IU, como si no tuviéramos derecho a un espacio político propio, más que consolidado en muchos otros países de nuestro entorno. En segundo lugar, debo aclarar que provengo, como mucha otra gente en EQUO, de haber militado, hace ya bastante tiempo, en IU. Como supongo que le pasará a muchas otras personas en EQUO, veo muchas coincidencias de fondo con IU, o mejor, con algunos sectores de IU, y al tiempo, muchas diferencias. Estas se concretan, en primer lugar, en el funcionamiento interno, que en el caso de IU ha supuesto, a través de enfrentamientos e intolerancias, el alejamiento de numerosas sensibilidades, entre otras, la de casi toda la ecología política. Actualmente, en IU la diversidad se articula por medio de porcentajes de presencia en los órganos, decididos en negociaciones entre partidos y corrientes. Es una forma, a mi entender, antigua y poco democrática de organizarse. Por el contrario, en EQUO todos nuestros cargos y candidaturas se eligen de forma colectiva por medio de votaciones entre simpatizantes y afiliados, ahora abiertas a la ciudadanía para las europeas. En segundo lugar, para sectores de IU, como para sectores del PSOE, la sostenibilidad es un lujo, una etiqueta de prestigio para épocas de vacas gordas, no un condicionante económico básico. Por ello se explican tantas decisiones imposibles de comprender para nosotros como la futura reapertura de la mina de Aznalcollar o el apoyo a la minería del carbón. Ojo, he dicho a la minería, no a los mineros, que se merecen todo el respeto y apoyo.

Dicho esto, rechazo, actualmente la creación de bloques o frentes homogéneos, estrategia de IU para sustituir al PSOE como referencia de la izquierda española y andaluza. Eso no significa, evidentemente, que no podamos trabajar con ellos, apoyar las medidas que planteen que nos parezcan positivas e, incluso, llegar a acuerdos concretos, caso a caso, como con otras formaciones. Creo que la sociedad demanda una política que, teniendo principios, sea capaz de no encerrarse en trincheras estancas, que pueda apoyar o rechazar una medida por su valoración al margen de quien la haya presentado. No creo que nos debamos casar con ningún partido político distinto al nuestro. La riqueza de la diversidad es mucho más fructífera que la unidad artificial que algunos pretenden. Y de paso, creo que este principio es válido también para Europa o la organización territorial de España.

Anuncios

Una respuesta a “Entrevista al candidato a las primarias de EQUO: Ramón Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s