Acercamiento a un contexto de economía supralocal

En estos momentos de crisis profunda en que todo se cuestiona y nada nos sirve como antes, cuando algunos aún profundizan en unos mecanismos neocapitalistas y aportan un marco desdibujado para un imposible desarrollo de políticas sociales y emprendedoras, desde el ámbito municipal estamos obligados a modificar nuestra manera de intervenir, relacionarnos, gestionar recursos y financiar proyectos.

En un panorama tan inseguro como es el actual y con unos indicadores macroeconómicos que nos hacen pensar que el objetivo del gobierno no son ni reducir la pobreza ni equilibrar nuestra economía con nuestros recursos, incluso podemos basar bajo los cánones de la política actual, nuestra competitividad en un mercado laboral homologado con los asiáticos en condiciones socioeconómicas y de derechos. Estos objetivos implícitos no se explicitan, no se someten a debate ni a votación. Pero las políticas que se adoptan y los discursos que pretenden legitimarlas apuntan hacia ellos.

El índice de Gini, que mide la diferencia de ingresos de un país, nos dice que España sigue siendo el país con mayor desigualdad social de Europa y que va en crecimiento.

El índice de Gini, que mide la diferencia de ingresos de un país, nos dice que España sigue siendo el país con mayor desigualdad social de Europa y que va en crecimiento.

Una opción visible y bien articulada es la economía social, que históricamente ha interpretado un papel secundario en nuestra economía y sociedad. Para ello debe cambiar de paradigma y maximizar su impacto anexionándola con la economía del tercer sector plasmándose desde un ámbito local para obtener una densa articulación en un sector supralocal tomando como base los recursos socio-económica del barrio.

Un primer paso sería tomar este desarrollo económico como marco de discusión y propuesta en torno a la recuperación de los recursos endógenos más próximos, que aportarán importantes elementos para enriquecer y fortalecer las ideas y propuestas de la economía de cercanía y dinamizar así la economía asociativa. Pasos generales a dar en torno a este primer desarrollo sería el trabajo por la satisfacción de la necesidades de la colectividad, la cotidianeidad de la existencia personal y social que incluye la vida de la vecindad. Igualmente las manifestaciones y situaciones compartidas  que identifican al colectivo como pertenecientes a una misma territorialidad, por ejemplo, desde celebrar fiesta, actividades recreativas, hasta las maneras de organizarse. De esta forma, en lo social podrán existir las asociaciones vecinales, los comedores sociales e infantiles; en lo económico, escuelas talleres, casas de oficio y talleres de empleo, pequeñas cooperativas, empresas autogestionadas, etc.; en lo cultural, agrupaciones artísticas en general.

Sin duda, los barrios son lugares privilegiados para la creación de manifestaciones colectivas, por tanto debemos tomarlo como espacio territorial con ricas oportunidades para un amplio desarrollo local de la economía de proximidad.

Las iniciativas ciudadanas tomarían un papel más protagonista en un organismo económico vivo, donde evidentemente exigiría una tensión democrática. No obstante para dinamizar estas iniciativas, deberían articularse no sólo lo local sino lo global. La situación de interdependencia a nivel autonómico, nacional y continental tendría que suponer mayor conectividad. Esta dialéctica entre los diversos ámbitos plantea la participación de la administración a diversos niveles que precisarían una reforma progresiva del Estado, insistiendo en la descentralización de los servicios públicos y dinamizando la confluencia entre iniciativas ciudadana, empresarial y administrativa.

La ley 5/2011 sobre la economía social, ha desarrollado este ámbito económico de una forma precisa que define la peculiaridad de sus valores y su configuración específica aunque las iniciativas de la economía del tercer sector que son nuevos imputs en la economía social. Cuando hablamos de este concepto no se trata únicamente de las cooperativas, las sociedades laborales, las mutualidades, las fundaciones, las asociaciones, las empresas de inserción, etc., sino que debemos pensar en otras alternativas que permiten su consolidación, como son las cláusulas sociales, y sus dispositivos, los talleres ocupacionales, los centros especiales de trabajo entre otros, como recursos del tercer sector muy adecuados para la inserción y la creación de ocupación para colectivos vulnerables, y también como nuevas opciones que fortalecen a la economía social.

Igualmente para desarrollar iniciativas en ámbito municipal o supralocal, podemos instaurar unos pilares fáciles de cumplir cuando hablamos de espacios espaciales delimitados, como son:

  1. Dignidad humana
  2. Solidaridad, colaboración
  3. Sostenibilidad ecológica
  4. Justicia social
  5. Democracia, participación y transparencia.

Bajo estos pilares instauradores de una nueva economía del bien común, las iniciativas para el fomento de la renta, empleo y riqueza del territorio serán crecientes bajo un paradigma social, desarrollando por consecuencia de dicha aplicación: La mejora de la cohesión social y territorial, ser motor de ocupación, rentabilidad social, la práctica de una política de recursos humanos diferente, mejora de la gestión de las organizaciones, disminución de costes y producción entre otros valores…

Los pasos para alterar este paradigma socio-económico debe estar suscitado y refrendado por una actitud proactiva de la administración siempre con el compromiso de la primacía de las personas y el fin social sobre el capital, que se concreta en la gestión autónoma y transparente, democrática y participativa que lleva a priorizar la toma de decisiones más en función del fin social, que en relación a sus aportaciones al capital social.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s